ENCUENTROS-ODIN WEEK 1998-1999

LLEGAR A LA CASA DEL ODIN TEATRET

Llegar a la Casa del Odin Teatret siempre impresiona. Pisar la tarima donde ellos trabajan es un placer y un honor.

Había visto alguna obra del Odin Teatret, alguna clase de entrenamiento y demostraciones de trabajo, siempre en video. Nunca habia tenido la experiencia de trabajar con los actores y mucho menos en su propia casa.

Veníamos de Atalaya-TNT, acababa de hacer mi primer laboratorio de investigación, ya había tomado clases con algunos maestros como Natsu Nakajima, Linda wise,Esperanza Abad,  etc...Ese primer año había comenzado a vivir una disciplina tanto a nivel grupal como individual. Entendía que los encuentros con los maestros son un gran regalo y que hay que estar abierto como una antena parabólica, absorvente como una esponja, y flexible como un junco para poder aprender todo lo que el Maestro ofrece, ...y tantas otras cosas.

Al llegar a la Casa del Odin Teatret, y después de ser calidamente recibidos, nos encontramos con Roberta Carreri.

Nos enseñó cada rincón del Odin, sus salas, su biblioteca, los baños...etc. Después nos llevó hasta un tablón donde estaban los nombres de cada estancia, el horario de trabajo, de comida, de descanso, y las tareas de limpieza que teníamos que realizar cada uno de nosotros. Recuerdo que me tocó pasar la aspiradora en la oficina de Eugenio Barba. Nunca he  pasado mas veces una aspiradora por centímetro cuadrado.

El lugar se hacía nuestro. Nos habían abierto las puertas de su casa y estábamos en la obligación de cuidarla.

La disciplina no es solamente cuidar el espacio, sino cuidarse a uno mismo, exigirse,prepararse, estar atento, despierto, en resumen estar al cien por cien de las capacidades-con nosotros mismos-con el compañero-con el maestro-con el espacio.Y así fue como comenzamos la Odin Week.


*Enlace Página Odin Teatret-Eugenio Barba.

http://www.odinteatret.dk/about-us/eugenio-barba.aspx


EUGENIO BARBA

 Eugenio Barba nació en 1936 en Italia y se crió en el pueblo de Gallipoli. La situación socio-económica de su familia cambió drásticamente cuando su padre, un oficial del ejército, fue víctima de la Segunda Guerra Mundial.

 Al terminar la escuela secundaria en el colegio militar de Nápoles (1954) abandonó la idea de embarcarse en una carrera militar tras los pasos de su padre.  En cambio, en 1954, emigró a Noruega para trabajar como soldador y un marinero. Al mismo tiempo, se licenció en francés, noruego Literatura e Historia de las Religiones en la Universidad de Oslo.

 En 1961 se fue a Polonia para conocer la dirección de la Escuela Estatal de Teatro de Varsovia, pero dejó un año después de unirse a Jerzy Grotowski, que en ese momento era el director del Teatro de 13 Filas en Opole. En 1963 viajó a la India donde estudió Kathakali, una forma de teatro que era desconocido en Occidente en ese momento. Barba escribió un ensayo sobre Kathakali que fue publicado de inmediato en Italia, Francia, EE.UU. y Dinamarca. Su primer libro sobre Grotowski, En busca de un teatro de Lost, apareció en 1965 en Italia y Hungría.

Cuando Barba regresó a Oslo en 1964, que quería ser director de teatro profesional, pero, siendo un extranjero, no pudo encontrar trabajo. Reunió unos jóvenes que no habían sido aceptadas por la Escuela de Teatro del Estado, y creó el Odin Teatret en octubre de 1964. Como el primer grupo de teatro en Europa, se elaboró ​​la nueva práctica de la formación como aprendiz. Ensayaron en un refugio antiaéreo de su primera producción, Ornitofilene, por el autor noruego Jens Bjørneboe, que se muestra en Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Posteriormente fueron invitados por el municipio danesa de Holstebro, un pequeño pueblo en el noroeste de Jutlandia, para crear un laboratorio de teatro allí. Para empezar, se les ofreció una antigua granja y una pequeña suma de dinero. Desde entonces Barba y sus colaboradores han hecho Holstebro la base de sus múltiples actividades.

Durante los últimos cincuenta años Eugenio Barba ha dirigido 76 producciones con Odin Teatret y con la intercultural Theatrum Mundi Ensemble, algunos de los cuales han requerido hasta dos años de preparación. Entre los más conocidos son Ferai (1969), la Casa de Mi Padre (1972), Cenizas de Brecht (1980), El Evangelio según Oxyrhincus (1985), Talabot (1988), Kaosmos (1993), Mythos (1998), El sueño de Andersen ( 2004), Ur-Hamlet (2006), Don Giovanni All'Inferno (2006), Las bodas de Medea (2008) y La vida crónica (2012).

 Desde 1974, Eugenio Barba y el Odin Teatret han ideado su propia manera de estar presente en diversos contextos sociales a través de la práctica del "trueque", un intercambio de expresiones culturales de una comunidad o una institución, estructurado como una actuación común.

 En 1979 Eugenio Barba fundó ISTA, Escuela Internacional de Antropología Teatral abriendo así un nuevo campo de studie s: Antropología Teatral.

 Barba está en los consejos asesores de las revistas especializadas como "The Drama Review", "Performance Research", "Nuevo Teatro Trimestral", "Teatro e Storia" y "Urdimento".  Entre sus publicaciones más recientes, traducidos a muchos idiomas, son la canoa de papel (Routledge), Teatro:. Soledad, Artesanía, Revuelta (Negro Montaña Press), Tierra de Cenizas y diamantes mi aprendizaje en Polonia, seguida de 26 cartas de Jerzy Grotowski Eugenio Barba (Negro Montaña Press), Arar el cielo (Casa de las Américas, La Habana), La conquista de La Diferencia (Yuyachkani / San Marcos Editorial, Lima), en Dramaturgia y Dirección. Burning the House (Routledge) and A Dictionary of Theatre Anthropology in collaboration with Nicola Savarese (Routledge). La quema de la Casa (Routledge) y un diccionario de Antropología Teatral en colaboración con Nicola Savarese (Routledge).

Eugenio Barba ha sido investido Doctor Honoris Causa por las Universidades de Aarhus, Ayacucho, Bolonia, La Habana, Varsovia, Plymouth, Hong Kong, Buenos Aires, Tallin, Cluj-Napoca, Edimburgo y Shanghai, así como el "Reconocimiento de Mérito Científico" de la Universidad de Montreal y el Premio Sonning de la Universidad de Copenhague.

Él es también el ganador del Premio de la Academia Danesa, premio de la Crítica de Teatro de México ', el Premio Internacional de Pirandello y El Premio Thalia de la Asociación Internacional de Críticos de Teatro (IATC).


ROBERTA CARRERI

*Enlace página Odin Teatrt-Roberta Carreri

https://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.odinteatret.dk/about-us/actors/roberta-carreri.aspx&prev=search

Roberta Carreri es una actriz, profesora, escritora y organizadora. Nació en 1953 en Milán, Italia, donde se graduó en Diseño Publicitario y estudió Historia del Arte en la Universidad Estatal de Milán.Se unió a Odin Teatret en 1974 durante la estancia del grupo en Carpignano, Italia. Roberta Carreri ha participado en la ISTA (Escuela Internacional de Antropología Teatral) desde su inicio en 1980, entrando en contacto con la realización de técnicas de Japón, la India, Bali y China. De 1980 a 1986 estudió con maestros japoneses como Katsuko Azuma (Nihon Buyo bailarina), Natsu Nakajima y Kazuo Ohno (bailarines de Butoh).  Ella da talleres para los actores de todo el mundo y presenta, como una demostración de trabajo, su autobiografía profesional, "Huellas en la nieve".  Organiza y dirige el taller internacional Odin Semana Festival anual en Holstebro y en el extranjero. En 2009 dirigió Rumor con Cinzia Ciaramicoli para Masakini Theatre Company (Malasia).  En 2014 La mujer que escupió la manzana, con Rosa Antuña - Núcleo de Criação Rosa Antuña (Brasil).  Sus experiencias profesionales se presentan en El Camino del Actor, editado por Erik Exe Christoffersen.  Roberta Carreri ha escrito su propio libro Tracce (publicado en 2007 por Edizioni Il Principe Costante, Milano (en italiano), en 2012 por la Editora Perspectiva, Brasil (en portugués) y Ed Artezblai, España;. Y Triskel Artes Escénicas, Chile (en español); en 2013 por El Apuntador Ediciones, Argentina (en español); en 2014 por Routledge, Reino Unido / EE.UU. (en Inglés), en la que vuelve a vivir los aspectos más relevantes de su vida de teatro - su formación, pedagogía y su historia como una actriz de Odin Teatret. Sus artículos han sido publicados en revistas como New Theatre Quarterly, Teatro e Storia, Máscara, la página abierta, Peripeti e Investigación de Rendimiento. Performances Actuaciones

The Book of Dances  (El libro de Danzas)

Presenze e Figure  (Presencia y Figura)

Come!  And the Day will be Ours  ( ¡Ven!Y el día será )

Anabasis  (Anábasis)

The Million  (The Million)

Brecht's Ashes  (Cenizas de Brecht)

The Gospel According to Oxyrhincus  (El Evangelio según Oxyrhincus)

Judith 

Kaosmos

Rooms in the Emperor's Palace  (Habitaciones en el Palacio del Emperador)

Inside the Skeleton of the Whale (En el interior del esqueleto de la ballena)

Oda a Progreso

Mythos

Salt (Sal)

The Great Cities under the Moon (Las grandes ciudades bajo la luna )

Andersen's Dream (El sueño de Andersen )

Don Giovanni all'Inferno ( Don Giovanni All'Inferno )

The Chronic Life (La vida crónica)


Theatrum Mundi performances  (Actuaciones Theatrum Mundi)


 Ur-Hamlet

Four Poems for Sanjukta (Cuatro Poemas para Sanjukta )

Ego Faust

The Island of Labyrinths (La Isla de Laberintos)

Odin performances for children Actuaciones Odin para niños

Dennis, the Woolf Dennis, el Woolf

JS Bach 

Performance Demonstrations/ Demostraciones Rendimiento

Traces in the Snow  (Huellas en la nieve)

The Whispering Winds

Dialogue between Two Actors  (Diálogo entre dos actores )

Letter to the Wind  (Carta al viento )

Performances directed by Roberta Carreri for other companies (Actuaciones dirigidas por Roberta Carreri para otras empresas)

The Woman Who Spat Out the Apple (with Rosa Antuña, Núcleo de Criaçao Rosa Antuña) /((La mujer que escupió la manzana (con Rosa Antuña, Núcleo de Criação Rosa Antuña) )

Rumor (with Cinzia Ciaramicoli for Masakini Theatre Company) /((Rumor (con Cinzia Ciaramicoli para Masakini Theatre Company) )


TALLER CON ROBERTA CARRERI

Primer día de  trabajo
en la Odin Week con Roberta Carreri.

Los primeros ejercicios con Roberta fueron básicamente el
trabajo con el Espacio.

La relación  con nuestro propio cuerpo, el del
compañero y el espacio. Para ello realizamos ejercicios que partían de una base
rítmica a la hora de desarrollar las acciones. Poco a poco Roberta nos daba
notas para irlas integrando en el ejercicio a la vez que íbamos desarrollando
estas "improvisadas partituras de acciones": (Opuestos, niveles, segmentos
del cuerpo, mirada, etc...) Era un primer ejercicio , una primera toma de
contacto con los nuevos compañeros en un nuevo lugar. Una primera toma de
conciencia para activarnos y estar atentos a las notas que recibíamos a cada
momento.    Este ejercicio lo realizamos cada día, y cada día
introducíamos en el algún nuevo concepto con el que trabajar. Por ejemplo: Un
día insistíamos más en el ritmo que creábamos en la sala. El cuerpo podía
responder al ritmo del compañero con un mismo ritmo, o con otro muy diferente,
stops, aceleraciones,...la sala se transformaba en un espacio lleno de corcheas,
semicorcheas, silencios, contratiempos, etc...

-La Serpiente-

Al ritmo de una música este ejercicio conecta todo el flujo
de movimiento físico que pasa a través de la columna y "sale"/
"se proyecta"  en  la mirada. La pelvis suelta, baila
al son del ritmo musical, y los golpes de energía se hacen cada vez más
fluidos, recorren nuestra columna y fluyen por el resto del cuerpo.
Tomamos conciencia de la creación de una energía que irradia desde nuestro
centro a todas las partes de nuestro cuerpo.

Desarrollamos el ejercicio caminando por el espacio y
pensando en las partes opuestas de nuestro cuerpo en movimiento - Ej.: si
quiero ir desde mi cabeza, quizá mi pierna izquierda quiera ir en otra
dirección-, pero siempre  la serpiente es
la que nos lleva, las partes de nuestro cuerpo son "ondas" provocadas
por la Serpiente.

Este ejercicio sirve para concienciarnos de los impulsos en
los motores del cuerpo. Lo integraremos en la realización de nuestras
partituras físicas (no quiere decir que no estuviese cuando realizamos las
acciones o partituras, simplemente, ahora podemos ser más conscientes)

-Ejercicios de Respiración, Resonadores, Emisión Vocal-

Roberta nos guiaba en nuestros ejercicios, llevándonos desde
un nivel de "relajación atenta" a un "despertar progresivo"
hasta llegar al máximo requerido en estos ejercicios. Partíamos de una serie de
ejercicios de respiración, que activaban nuestra base para emitir un sonido,
una voz. Trabajamos la estimulación y toma de conciencia de nuestras zonas de
empuje: diafragma, abdomen, zona intercostal, etc..., y relajábamos esas
tensiones innecesarias que interfieren en la correcta emisión de la voz.

- Resonadores- 

 Realizábamos ejercicios haciendo
un recorrido para en primer lugar chequear nuestros resonadores, para después
insistir en tomar conciencia de cada uno de ellos. La voz era proyectada en la Sala
eligiendo puntos más cercanos y más lejanos a nosotros. Más tarde este mismo
ejercicio se repetía pero ahora introducíamos un texto aprendido.

-Partituras físicas-

Las partituras físicas que ya habían sido fijadas y
repetidas se jugaban con diferentes calidades de energía, (niebla, pompas de
jabón, hielo...), más tarde probamos a reducirlas en nuestro cuerpo, hasta llegar
a retener su impulso original en la columna y dejando que la intensidad fluyera
a través de la mirada. El ejercicio antes realizado de -La Serpiente- cobraba
de nuevo un significado aprehendido.


Es curioso leer de nuevo esos apuntes tomados hace tantos
años, después de un largo recorrido.

Al comienzo era un saber llamar por su nombre a cada
sensación física. Era necesario aprender esos nuevos conceptos. La sensación
era la  de estar aprendiendo un idioma
que sin embargo ya hablábamos.

Años más tarde Roberta visitaría nuestra sala en TNT para "visionar"
nuestro entrenamiento.

Habíamos trabajado en él desarrollando los ejercicios que
habíamos heredado y habíamos recibido clases de otros muchos Maestros. Roberta
vino a decirnos: Bien, estáis entrenando, ahora podéis pasar a un nivel
personal, podéis hacer vuestro entrenamiento de una manera grupal, pero
personalizándolo. Más bien, había visto que existía ya una necesidad  latente de este tipo.

Fue un salto cuantitativo. De nuevo todo el camino realizado
cobraba un sentido. Una corriente nueva de energía comenzó a fluir en el grupo
y en cada uno de nosotros. Un camino de nuevo abierto hacia una búsqueda personal
nos abría los límites que antes, necesariamente, habían sido cerrados.